Datos personales

Mi foto
Badajoz, Badajoz, Spain

sábado, 24 de febrero de 2018

ROSCOS FRITOS





 Hoy receta dulce, que ya tocaba.
Creo que este tipo de roscos o rosquillas se hacen en cualquier rincón de España desde tiempos inmemoriales y en cualquier época del año, siempre con algunas variaciones, pero creo que todos buenísimos.
Esta receta quizás con algún cambio es la que se hacía en casa desde siempre. 
Hace años creo que no existían los sobres de levadura que conocemos ahora, tipo Royal. Yo recuerdo, de pequeña, que mi madre compraba unos sobres de gaseosillas de la marca "El tigre" que era lo que se utilizaba como levadura. 
Más tarde esos sobres dejaron de verse y se empezó a utilizar más la levadura, pero ahora de nuevo tenemos esos sobres , de otras marcas (no sé si siguen existiendo los de "El Tigre") y son los que yo utilizo para hacer esta receta.
Buscando más recetas de estos roscos , por indagar si había muchas diferencias con los que yo hago, consulté un libro de cocina extremeña que elaboró hace unos años la Cofradía Extremeña de Gastronomía,  recogiendo las recetas de viva voz de las mujeres de todos los pueblos de esta región, y ellas no utilizan cantidades. Con esa experiencia que educa el ojo y las manos, te dan la lista de los ingredientes pero sin cantidades. Se mezclan los huevos con el azucar y demás ingredientes y se le va añadiendo la harina hasta que veas que la masa está perfecta. Toma ya!!  Cuanta sabiduría hay en las cocinas de nuestras abuelas,  nuestras madres , nuestros pueblos.  Y que envidia!!!!.
Pero que no cunda el pánico,  yo os voy a poner cantidades. 
Vamos.







INGREDIENTES





600 grs. de harina (puede que necesitéis un poco más)
3 huevos medianos
100 grs, de leche
100 grs, de aceite de oliva 
100 grs, de azúcar
2 sobres de gaseosillas
1 cucharadita de matalauva o anís en grano.
La ralladura de dos limones
 70 grs, de anís dulce
La cáscara de una naranja
Para freír un aceite de oliva suave o aceite de girasol
Una mezcla de azucar y canela molida para rebozar los roscos.

ELABORACIÓN 

 En un cuenco amplio batimos los huevos con el azucar, añadimos la leche, el aceite, el anís dulce, la matalauva o anís en grano y la ralladura de los dos limones.
En otro cuenco tamizamos la harina junto con las gaseosillas. 
Ahora vamos añadiendo  la mezcla de harina al cuenco de los huevos, poco a poco y mezclando primero con varillas y cuando ya este toda la harina incorporada , lo haremos con las manos. Si la masa se nos pega mucho a las manos vamos añadiendo un poco más de harina hasta que esto no ocurra, pero que tampoco nos quede una masa muy dura.
Tapamos la masa con un film de cocina y dejamos reposar en el frigorífico entre media y una hora
Mientras lavamos bien la naranja y la pelamos con un pelador para no tener nada de parte blanca y reservamos. 
Preparamos un plato o recipiente hondo con una mezcla de azúcar y canela molida y reservamos. 
Ponemos a calentar abundante aceite en una sarten honda o mejor en un cazo. Cuando el aceite esté caliente freímos la cáscara de la naranja para aromatizarlo, pero sin que se nos queme y retiramos.
Sacamos la masa del frigorífico, tomamos porciones de unos 30 o 35 grs aproximadamente ( no tienen que ser perfectas, por algo son caseras); formamos unas bolas e introducimos el dedo en el medio y estiramos con cuidado para dar forma a la rosquillas, introducimos en el aceite bien caliente.  
A medida  que las vamos sacando del aceite las pasamos a un plato con papel de cocina para que empape el exceso de aceite y despues pasamos por la mezcla de azúcar y canela . 





              Sólo nos queda café y buena compañía. 


CONSEJOS

La cantidad de harina no es exacta porque va a depender mucho del tamaño de los huevos y también del  tipo de harina.
Si os gusta más dulce podéis poner 50 grs. más de azúcar,  en casa es que ya estamos acostumbrados a la repostería más suave de azucar, además como después van pasados por la mezcla de azúcar y canela es suficiente.
Las gaseosillas vienen dos sobres pegados uno de color
morado y otro de color blanco, se considera una unidad. Así que cuando digo dos sobres, son dos sobres dé cada color. Yo los compro en Mercadona. 













2 comentarios:

  1. Cuantos recuerdos me traen esos roscos, no faltaban en casa de mi madre sobre todo en Semana SA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en todas las casas. Pero hemos adoptado tantos usos americanos que nos olvidamos de los nuestros.

      Eliminar