Datos personales

Mi foto
Badajoz, Badajoz, Spain

domingo, 2 de diciembre de 2018

CONSERVAS DE MEMBRILLO





  Ya tenía mi conserva de membrillo terminada y aún muchos membrillos en los árboles,  así que,  se los he ofrecido a amigas y vecinas (utilizo solo el femenino por que no tengo hombres cocinillas a mi alrededor). Unas me han dicho que, o no saben prepararlos o solo saben hacer dulce de membrillo y,  como lleva mucho azúcar, no quieren hacerlo. 

Así que no me quedaba otra que preparar un post, y además lo he hecho triple. 
 Así, de una atacada. 
Son las tres formas que yo lo hago para conserva, en formato dulce. Por eso le he puesto el título de conservas de membrillo. 

También podemos utilizar el membrillo en recetas saladas. 
En unos días os pondré alguna receta de este tipo. 

Y no me enrollo más,  que hoy es larga la cosa.

DULCE DE MEMBRILLO





Efectivamente el dulce de membrillo lleva mucha azúcar. Pero no hay otra forma de hacerlo si queremos que nos quede compacto para cortar. 

Mira que lo he intentado. Con menos azúcar es una mermelada. Le he puesto menos azúcar  y gelatina, pero no me gusta nada la textura.  
Hago poquita cantidad, sólo para cuando tengo invitados,  para acompañar una tabla de quesos o para elaborar algún postre. 

Se conserva perfectamente en un recipiente hermético,  a ser posible de cristal. También podéis envasarlos al vacio y por supuesto admite congelación.

No os voy a poner en los ingredientes la cantidad porque  ya sabéis que es siempre la misma cantidad de azúcar que de membrillo, pesado éste después de limpio. 





INGREDIENTES 

Membrillos
 Azúcar 
• 2 limónes

ELABORACIÓN 

Aunque vamos a pelarlos, lavamos bien los membrillos, si no, esa pelusa que tienen se nos pega a las manos y los ensuciamos.
Ponemos una olla de agua a hervir con el zumo de un limón. Pelamos los membrillos y le quitamos el corazón. Cortamos a gajos y a medida que los vamos limpiando los vamos echando en la olla. 
Los dejamos hervir hasta que estén bien tiernos.  
Cuando estén blanditos escurrimos el agua pesamos el membrillo y volvemos a ponerlo en la olla, ya sin agua. Pesamos la misma cantidad de azúcar que teníamos de membrillo cocido, la añadimos junto con el zumo de un limón y ya dejamos cocer a fuego suave removiendo continuamente con una cuchara de palo. 
• Hay que tener cuidado cuando empieza a espesar porqué hace burbujas que salpican y pueden quemarnos. 
Yo siempre me pongo una manopla de cocina.  
No podemos dejar de remover, que se nos pega rápido y no queremos que sepa a quemado. Sabremos que está en su punto cuándo al remover con la cuchara nos quedan surcos profundos.
Aún caliente y con cuidado de no quemarnos echamos en los recipientes para guardar.






CON THERMOMIX

Sí la hacemos en thermomix no podemos hacer más de un kg. de cada vez.
• Ponemos en el vaso la mitad del membrillo (1/2kg.) ya limpio, pelado y sin semillas . Trituramos 5 segundos, velocidad 5-10. 
• Echamos un limón sin piel ni pepitas partido en trozos y el resto del membrillo, volvemos a triturar 5 seg, velocidad 5-10.
Echamos 500 grs. de azúcar y programamos 15 mtos., 100° , velocidad 5.
Ponemos el otro medio kilo de azúcar y programamos de nuevo 15 mtos. , 100°, velocidad 5. Pasados los primeros 5 minutos quitar el cubilete y poner el cestillo.
Depositar en los recipientes que vayamos a guardar. 


MERMELADA DE MEMBRILLO





Vamos a utilizar:  1 kgs. de membrillos
                                    1 limón 
                                    400 grs. de azucar

La forma de elaborarla, tanto de forma tradicional como en thermomix es exactamente igual que el dulce de membrillo.  Lo único que hemos cambiado es la cantidad de azúcar .
  
Envasamos en tarros de cristal (con esta cantidad te saldrán unos 4 tarros de 200- 250 grs, aproximadamente). Si los vamos a consumir pronto podemos guardar en la nevera. Aguantarán un mes perfectamente.
 Si tardamos en consumir o hacemos más cantidad tendremos que cocer los tarros al baño María. 

• En el fondo de una cacerola profunda colocamos un paño de cocina doblado.  Ponemos los tarros bien cerrados encima y otro paño entre los botes para que al hervir no se rompan si chocan unos con otros. 
Cubrimos de agua fría hasta tres o cuatro dedos, como mínimo, por encima de los tarros.
Cuando empiece el agua a hervir a borbotones contaremos 30 minutos.
 Apagamos el fuego.  En cuanto podamos manipularlos,  los sacamos y vamos colocando en la encimera sobre un paño de cocina limpio y seco hasta que se enfríen del todo.
Después, a la despensa. 
De esta forma tendremos mermelada para nuestras tostadas del desayuno, hasta el año siguiente. 





COMPOTA DE MEMBRILLO






Esta es mi preferida.  
Podemos disfrutar de esta fruta y de un postre, sin dañar tanto nuestra salud y sin sentirnos culpables por las calorías consumidas.

INGREDIENTES

1 Kilo de membrillos ( unos 4 hermosos)
Entre 50 y 100 grs. de azúcar
1 limón 
Una rama de canela 
2 o 3 anises estrellados
3\4 de litro de agua

ELABORACIÓN 





Preparamos un bol con agua y el zumo de medio limón.
Lavamos y pelamos los membrillos. Partimos en gajos. Quitamos corazón y semillas,  apurando bien para que no le queden partes duras y los vamos poniendo en el agua con limón. 
Cuando los tengamos todos, ponemos una olla con el agua y el azúcar,  la canela, el anís estrellado, el zumo de la otra mitad del limón y los membrillos.
Dejamos que cuezan hasta que estén tiernos pero sin que se deshagan. Cuando estén en su punto los pasamos a una fuente honda con la ayuda de una espumadera.
Dejamos que el agua siga hirviendo y se reduzca un poco más hasta tener un almibar flojito y después vertemos sobre los membrillos. 
Dejamos enfriar. 

CONSEJOS





Os pongo que entre 50 y 100 grs de azúcar para que lo hagáis a vuestro gusto. Yo le pongo solo 50 y para mi es el punto exacto. Los más golosos podéis llegar hasta los 100 grs.
La cantidad ideal de agua seria 1/2 litro pero para mi gusto el membrillo se cuece muy apretujado y corre riesgo de no estar bien cubierto y si tenemos que estar manipulandolo mucho que se nos rompa. Por eso prefiero ponerle más agua y después dejar reducir hasta quedarnos con medio litro de almibar,aproximadamente
Tenéis invitados. No hay tiempo de hacer postre y resulta que tienes en tu frigorífico compota de membrillo, pero te parece un postre un poco pobre.....cuando tengas los cuencos individuales preparados, pon en cada uno un par de dátiles, una ciruela pasa y un par de trozos de nuez.  Ya tienes postre de lujo. 
Sí tenéis mucha cantidad también podéis hacer conserva de esta manera. Lo ponéis en botes de cristal, cubrir con el almíbar y cocer al baño María como os he explicado en la " mermelada de membrillo" .  También os admite congelación.  


Bueno, espero que os haya servido de ayuda. Tenéis tres formas de comer membrillo, para el goloso empedernido y para los más comedidos con el azúcar. 















No hay comentarios:

Publicar un comentario