Datos personales

Mi foto
Badajoz, Badajoz, Spain

miércoles, 9 de agosto de 2017



MERMELADA DE CIRUELAS ROJAS







Llevo casi un mes sin publicar nada en el blog, los que me conocen saben el motivo , para los que no , contaros que mi marido es fotógrafo de prensa y tenia ganas de hacer una exposición de su trabajo . Teníamos sala para este mes de Agosto y aunque llevamos más de 6 meses trabajando en el tema los últimos días han sido de locura, sin tiempo para nada que no fuera preparar esta exposición.  Se inauguró el dia 4 y estamos muy contentos.  Si estáis y pasáis por Badajoz no dejéis de verla en La Diputación Provincial.

Y yo después de estos días de parón tenia mi ciruelo cargado  , así que lo primero ha sido hacer una mermelada de ciruelas antes de que se estropeen,  y esa es la receta que os voy a poner.

Podéis hacer mermelada de cualquier fruta que queráis, mejor de temporada que esta bien de precio,  y veréis como os alegrais durante el invierno abrir un tarro para esas tostadas del desayuno.  Hecha por vosotros , sin conservantes, ni colorantes y con mucho menos azucar que las industriales. Es muy fácil hacer mermelada. Y si además tenéis thermomix, no tenéis excusa, asi que vamos con la receta.




INGREDIENTES

• 1 kg de ciruelas (en este caso, ciruela roja)
• 300 grs. de azúcar
• El zumo de medio limón
• 1 sobre de agar-agar ( gelatina vegetal)




ELABORACIÓN 

• Lavamos las ciruelas y sin pelar,  le quitamos el hueso. Partimos en cuatro trozos y vamos colocando en una cazuela.
• Añadimos el azúcar y el zumo de limón y ponemos a cocer a fuego medio hasta que se derrita el azúcar y seguimos cociendo a fuego bajo si dejar de remover. Que no se nos pegue .
•  Cuando esté casi a punto, añadimos la gelatina, que previamente hemos desleido en un poco de agua fría y si nos gusta  mas fina metemos la batidora y trituramos hasta dejarla con la textura que os guste ( a mi no me gusta muy triturada) y cocemos unos 5 minutos más.
• La mermelada caliente parece más líquida,  al enfriar espesa.  El mejor truco para saber si está es poner una cucharada en un plato pequeño y metemos en el congelador para que se enfríe rápido,  la sacamos y empujamos con la yema del dedo, si la mermelada no se mueve es que ya está,  si vuelve a su sitio , seguimos cociento un poco más.
• Cuando esté terminada envasamos en tarritos de cristal .



CON THERMOMIX

•  Lavamos las ciruelas y sin pelar le quitamos el hueso , partimos a la mitad y las ponemos en el vaso junto con el azúcar y el limón.
• Triturar 5 segundos a velocidad 5. A mi me gusta que queden trocitos, pero si os gusta más triturada darle unos segundos más.
• Programamos 40 minutos.
  Temperatura Varoma.
  Velocidad 2.
• A los diez minutos de empezar quitamos el cubilete para facilitar la evaporación y ponemos el cestillo para evitar salpicaduras .
• Desleimos la gelatina en un poco de agua fría y cuando falten cinco minutos para terminar la añadimos al vaso.
• Comprobamos la textura , para ello ponemos una cucharada de mermelada en un plato metemos en el congelador para que se enfrie rapido , lo sacamos y empujamos con el dedo. Si no se mueve es que ya está en su punto, si vuelve a su sitio aún está liquida , programamos misma temperatura y velocidad , 5 minutos más o hasta que esté a nuestro gusto.
• Terminada y aún caliente envasamos en los tarros




CONSEJOS

• El Agar-Agar son sobrecitos de gelatina vegetal, neutra,  sin sabor ni color y que encontraréis en cualquier supermercado.
• Lo que hace espesar la mermelada,  además de conservarla,  es el azúcar.  Para eso tendríamos que poner la misma cantidad de azúcar que de fruta, por eso ponemos la gelatina ,nos ayuda a espesar poniendo menos azúcar.
• Por un kilo de fruta os pueden salir perfectamente dos tarros de 250 grs. o tres de 150 grs.
• Sí hacéis poca cantidad y la vais a gastar pronto , una vez envasada ponéis los tarros boca abajo hasta que haga el vacío y lo podéis conservar en el frigorífico un par de meses.
• Sí hacéis más cantidad o queréis conservarla más tiempo y fuera del frigorífico ,  cocer los tarros al baño María; para ello ponéis en el fondo de una olla un paño de cocina doblado , colocamos los tarros y cubrimos con agua fría,  tienen que quedar bien cubiertos. Yo pongo también entre los tarros otro paño de cocina para que no choque un tarro con otro y puedan estallar.  Una vez que el agua empiece a hervir contamos 20 minutos,  apagamos el fuego y dejamos enfriar los tarros dentro de la olla, una vez fríos retiramos  y ya nos durarán en la despensa hasta un año.
• Hay quien sostiene que solo con ponerlos boca abajo hacen el vacío y no necesitan el baño María,  pero yo prefiero cocer los tarros, me quedo más tranquila, que el botulismo es muy malo .


















No hay comentarios:

Publicar un comentario